Prueba de Percolación

La preparación de la superficie es la fase más importante de una impermeabilización de techos. No importa la calidad de los productos que se instalen. No existe producto en el mercado que pueda superar una pobre preparación de superficie. Lamentablemente muy pocos contratistas se concentran en estos trabajos.

Una prueba de percolación es un proceso que se lleva a cabo en medio de una impermeabilización de techos para asegurarse que los trabajos de preparación de la superficie fueron llevados a cabo de manera efectiva. El momento indicado es exactamente después de terminados los trabajos de la preparación de la superficie. Antes de la instalación de los selladores o el sistema de impermeabilización de techos.

Todos sabemos que para que un sistema de sellado de techo sea efectivo se tiene que instalar sobre una superficie totalmente preparada con anticipación. Y no podremos saber si la superficie fue debidamente preparada si no se hace esta prueba justo antes de aplicar el sellador o sistema.

Esta prueba arrojará detalles de la efectividad de los trabajos de la preparación de la superficie y de la debida nivelación de empozamientos. Una vez completada se deberá inspeccionar que los empozamientos de agua fueron corregidos en su totalidad así como también las filtraciones dentro de la casa o edificio.

Proceso de la prueba de percolación.

  1. Después de completados todos los trabajos de preparación de la superficie según la ficha técnica del sistema de impermeabilización de techos, selle los desagües provisionalmente y eche agua sobre la superficie entre 1/4″ a 2″ pulgadas.
  1. Espere no menos de 24 horas y asegúrese de que todas las filtraciones dentro de la casa o edificio fueron eliminadas en su totalidad. Se debe subir al techo y destapar los desagües. Una vez el agua termine de fluir hacia los desagües, asegúrese de que los empozamientos también fueron eliminados. Esto últimos pudiera tardar varias horas en techos muy planos. Pero en unas 3 a 4 horas no debe quedar agua en el techo.
  1. Si la prueba de percolación falla, se deberá corregir las fallas y repetirse nuevamente.
  1. Esta prueba tiene que hacerse antes de aplicar el primer sobre la superficie. Vea ficha técnica. Solo en casos de alta porosidad en el techo podrá aplicarse el primer antes de la prueba.
  1. En techos con declives, bastará echar agua sobre la superficie por lo menos una hora o esperar que llueva.
  1. No debe haber áreas con más de 2 pulgadas de agua. Use retenedores de agua para áreas más elevadas que ocasiones tener que subir los niveles más de 2 pulgadas en las áreas bajas.
  1. Esta prueba será innecesaria si después de los trabajos de la superficie llueve torrencialmente por más de dos horas. En este caso el cliente tiene que estar consciente de tal lluvia y de que se inspeccionaron las áreas donde se empoza agua en o antes de 4 a 5 horas después de las lluvias. En caso de no ser posible esto último, se deberá proceder a echar agua con manquera para medir los empozamientos.
  1. Selle los desagües con un pedazo de membranas asfáltica dejando un bolsillo arriba no más alto de 2 pulgadas. En caso de lluvias torrenciales en la noche, el techo no deberá acumular más de 2 pulgadas de agua en su nivel más alto.

El contratista deberá grabar un video de esta prueba para someterlo a donde le sea requerido.  Por ejemplo, Cover-k requiere copia de este video para autorizar al contratista a proseguir con los trabajos. Ninguna garantía de fábrica de ASSA será otorgada si no se entrega copia de este video antes de la instalación del sistema.

Mas detalles sobre esta prueba consulte a un contratista certificado de ASSA o llame al 787 287-7249.